Con una ceremonia desarrollada frente a su Cuartel General, recordaron a los 233 voluntarios que dieron respuesta a la mega emergencia. Los que permanecen con vida, recibieron una distinción del Senado.

Con una formación que congregó a más de 300 voluntarios de todas las compañías y brigadas frente al Cuartel General, el Cuerpo de Bomberos de Puerto Montt recordó los 63 años del terremoto del 22 de mayo de 1960 y el trabajo desarrollado por la institución tras el sismo más grande que se haya registrado en la historia de la humanidad

En la ceremonia, encabezada por el superintendente Jaime Jonshon Cárdenas y el comandante Roberto Angulo Alarcón, participaron el senador Carlos Ignacio Kuschel, los concejales Fernando Binder y Yerco Rodríguez, el director regional de Senapred, Alejandro Vergés; junto al Directorio General de Bomberos de Puerto Montt, protagonistas de la gesta e invitados especiales.

El acto se inició con las palabras del superintendente, frente a la unidad de formación y un par de fogatas que recordaron el fuego que iluminó el exterior de los cuarteles, brindando calor y luz a los bomberos ante la falta de alumbrado público tras el terremoto.

“Las seis compañías de Bomberos de Puerto Montt existentes en la época, se organizaron rápidamente para responder a la emergencia. Llegaron de inmediato los voluntarios a ponerse al servicio de las circunstancias, después de ver que su familia y propiedad había salvado la situación sin mayores daños. Pero sin duda el panorama de la ciudad no era alentador. Vivieron algo fuera del contexto normal. La ciudad destruida, escombros, incendios y derrumbes”, precisó el Jefe bomberil.

Héroes anónimos

La máxima autoridad de Bomberos de Puerto Montt también destacó la calidad humana y el esfuerzo de ese grupo de 233 hombres de sus filas que enfrentaron la emergencia, que se desató tras el movimiento de 9,5 grados de magnitud en la escala de Richter a las 15.11 horas de ese domingo.

“Los voluntarios de esa gesta pertenecen a una verdadera generación ejemplar, que trabajaron incansablemente para brindar apoyo a la comunidad. Con su trabajo y compromiso sin duda se transformaron en héroes anónimos y fundamentales para mitigar los efectos del terremoto y ayudar a Puerto Montt”, dijo.

La experiencia de los protagonistas de ese momento de la historia de Puerto Montt, fue relatada por el voluntario insigne de Bomberos de Chile, y voluntario de la Segunda Compañía de Bomberos Germania, Martín Ercoreca Von Bichoffhausen, quien con 22 años de edad fue parte del equipo de 233 bomberos que respondieron a la emergencia.

El senador Carlos Ignacio Kuschel, quien gestionó e hizo entrega a la decena de voluntarios de esa gesta solidaria de un reconocimiento de parte del Senado de la República, también tomó la palabra.

“Tenía siete años, y viví el terremoto de 1960 en casa de familiares en Frutillar. Recuerdo que fue un movimiento muy intenso y de larga duración. La labor de nuestros bomberos fue heroica, enfrentaron esta grave situación con menos recursos y tecnología de la que existe hoy. Su esfuerzo y entrega merece ser reconocido y recordado”, dijo.

Kuschel recordó además que las tareas del Cuerpo de Bomberos de Puerto Montt se extendieron por meses con la entrega de agua y apoyo en la distribución de la ayuda internacional que llegó a la zona. Tras sus palabras, el parlamentario junto al superintendente hizo entrega a 10 de los Bomberos de 1960 de una medalla conmemorativa.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *