Frente al violento incendio que se reporta una vez más en las instalaciones del vertedero municipal de Osorno, emplazado en la ruta U-400 al mar, dirigentes vecinales y autoridades locales coincidieron que se deben tomar acciones que sean rápidas y efectivas ya que los niveles de contaminación ponen en riesgo a las familias que viven en sectores colindantes.

Los personeros insisten que, resulta impresentable que el actual emplazamiento del vertedero, que es ocupado para depositar los residuos sólidos domiciliarios de las siete comunas de la provincia de Osorno, especialmente en una ruta que es altamente utilizada por turistas nacionales que desean llegar a las costas y zonas de turismos especiales.

“Se han hecho todos los esfuerzos posibles de los alcalde y concejales de las comunas involucradas pero hasta el momento no tenemos la real certeza si habrá para el año 2023 soluciones concretas al problema que por años no tiene solución, cómo cambiar la ubicación y/o terminar al anhelado relleno sanitario”, señaló la concejala, Herta Ximena Lican.

No se trata sólo del incendio – explicó – sino que además de las columnas de humo contaminantes que se han generado en todas las emergencias de estas características que ponen en riesgo la salud de la familias que viven en las cercanías, lo que sin duda es el gran problema, junto de los muy desagradables olores que se logran sentir con mayor intensidad las jornadas con las más altas temperaturas.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.