El municipio de Osorno comenzó la instalación de más de 30 reductores de velocidad, también conocidos como “lomos de toro”, en diferentes sectores de la comuna como Francke, Rahue y Oriente, con el objetivo que los automovilistas disminuyan la rapidez cuando circulen por las calles de estos lugares y, así, se eviten accidentes que pudieran tener consecuencias lamentables.

Al respecto, el Director de Tránsito y Transporte Público, Luis Vilches, indicó que “la empresa que se adjudicó esta obra ya se encuentra ejecutando este proyecto, cuya inversión asciende a $59 millones de pesos, recursos 100% municipales, y que considera disponer un total de 32 de estos implementos en diversas arterias de estos sectores”.

“La instalación de estos reductores de velocidad significa responder al compromiso asumido por el municipio con la comunidad organizada que, en diversas audiencias y reuniones, ha manifestado la imperiosa necesidad de contar con estos elementos  para que en sus barrios no ocurran accidentes y atropellos a causa de la circulación a alta velocidad por parte de los automovilistas y que, de acuerdo a las estadísticas existentes, es la principal causa de los siniestros viales que se registran”, manifestó Vilches.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.