Pedirá celeridad al proyecto de ley que fortalece el combate contra el crimen organizado y que entrega más facultades investigativas a las policías.

El Senador por la región de Los Lagos, Iván Moreira, destacó el trabajo de la PDI en la zona, que permitió desbaratar una organización delictual dedicada al robo y venta de salmones, con operaciones en las provincias de Osorno y Llanquihue, y que dejó más de 30 personas detenidas.

Para el parlamentario, la diligencia de la PDI es de vital importancia, aseverando que parte de los salmones que se comercializaban no estaban apto para su consumo, colocando en riesgo la salud de los potenciales consumidores.

Sin embargo, el congresista también puso énfasis en la necesidad de avanzar en el proyecto de ley que moderniza la legislación penal en materia de combate al crimen organizado, proyecto que esta semana fue aprobado de forma unánime en el Senado y que dotará a las policías de mayores atribuciones investigativas.

“El operativo de la PDI en nuestra región, en el que desarticuló una banda dedicada al robo y comercialización de salmones, es la demostración más clara de que como el crimen organizado está operando en nuestra zona. Ya no nos enfrentamos a grupos reducidos y esporádicos, sino que ahora son grandes redes delictuales, con operaciones simultaneas, armamento, vehículos y hasta con la capacidad de lavar dinero. Aquí hubo un gran esfuerzo de nuestras policías por desbaratar un verdadero cártel de la venta ilegal de salmones, pero bien sabemos que la PDI y Carabineros cuentan con atribuciones acotadas para la investigación de delitos complejos, en los que se necesitan aplicar nuevas estrategias para desarticular y erradicar con éxito este tipo de bandas criminales. Es por ello que solicitaremos celeridad al proyecto que moderniza la forma en que se combate a este tipo de organizaciones delictuales, en el que se incorporan nuevas figuras legales, mayores restricciones para otorgar medidas cautelares y se amplían las facultades para las pesquisas de interceptación de llamadas y escuchas telefónicas, permitiendo facilitar y ampliar el rango de acción de nuestras policías para el combate del crimen organizado.”

Moreira fue enfático en la necesidad de otorgar mayores competencias a las policías, calificando como esencial la aplicación de las técnicas investigativas de la ley 20.000 (Ley de drogas) a otro tipo de delitos como el combate de complejas redes delictuales, asegurando que herramientas como la entrega vigilada y las escuchas telefónicas permitirían fortalecer las indagatorias.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.