Un trabajo enfocado en el combate contra la informalidad y la mala utilización de subsidios estatales destinados al fortalecimiento del transporte público que algunos propietarios de máquinas estarían realizando, son parte de los lineamientos contemplados por el Programa Nacional de Fiscalización de Transportes en la Región de Los Lagos.

Según cifras oficiales, este año los inspectores del equipo de Fiscalización del MTT en la zona han incrementado en un 18% el número de controles realizados a diferentes tipos de vehículos, en comparación con el mismo período del 2021, los que han estado orientados en el funcionamiento de buses rurales y urbanos, el transporte de carga y la detección del transporte informal.

Así lo señaló el Jefe Nacional del Programa de Fiscalización del Ministerio de Transportes, Óscar Carrasco, de visita en la región, en donde sostuvo una  serie de reuniones de trabajo, y acompañó en sus labores a los inspectores regionales en 2 operativos: en la Tenencia de Carreteras Llanquihue y en la intersección de las calles Egaña con Illapel, en la comuna de Puerto Montt.

“Hemos conversado con el seremi respecto a  incorporar ciertos focos en  el Programa Nacional de Fiscalización para la capital regional y las distintas comunas, particularmente en lo referente a informalidad, mayor foco hacia los subsidios de transporte que entregamos, particularmente al transporte rural y avanzar gradualmente en mejorar la articulación con los inspectores municipales”.

El seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Pablo Joost, en tanto,  agregó que poco a poco la secretaría regional ha ido logrando la incorporación de una mirada local al Plan Nacional de Fiscalización.

“Se están abordando problemáticas que nos han planteado los gremios y las distintas organizaciones vecinales, porque entendemos que las mejoras en el transporte público van de la mano con una adecuada fiscalización; muchas veces punitiva, pero también disuasiva hacia los conductores del transporte público y también de los vehículos particulares”.

Joost, además señaló que hoy existe una serie de herramientas de ley que permiten avanzar en mejorar la fiscalización “para evitar el uso del teléfono móvil al momento de conducir y sancionar adecuadamente las velocidades excesivas; recientemente se acaba de publicar una ley que tipifica las velocidades temerarias, por ejemplo”.

“Y todas estas nuevas herramientas permiten que los equipos puedan tener un mejor desempeño, ampliando ciertas facultades, porque lo que finalmente se busca es incrementar la seguridad para los conductores, para los ciclistas, para los peatones y para todos quienes utilizan otros medios de movilización”.

En lo que va del año el balance en la región supera los 11 mil controles, contabilizando 2115 infracciones, entre las cuales destacan como principales multas: la circulación de vehículos particulares en la vía exclusiva para el trasporte público, (en la comuna de Osorno), problemas relacionados con neumáticos y la informalidad en el transporte.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.