• La norma está orientada a reducir la contaminación en el sur de Chile y avanzar hacia un mercado formal para la leña y mejorar la calidad del pellet.
  • La disposición se enmarca en el paquete de medidas energéticas impulsadas por el Gobierno y que también es parte del programa Chile Apoya.

Ya es ley. El Senado dio luz verde al proyecto de Biocombustibles Sólidos, apoyado por el Ministerio de Energía e iniciado como moción parlamentaria y donde participaron diversos actores relevantes que trabajaron para establecer un marco regulatorio para el mercado de la leña y otros biocombustibles. 

La iniciativa, tiene como objetivo definir estándares de calidad para los Biocombustibles Sólidos (BCS) que se comercializan en la zona centro y sur de Chile y así contribuir a mejorar las condiciones del aire, resguardar la seguridad y la salud de las personas en las zonas donde se usa este tipo de combustible.

La nueva norma también propone avanzar en un mercado formal y transparente que permitirá generar empleos y mejorar la competitividad de las empresas del sector.

En ese contexto, la seremi de Energía de Los Lagos, Liliana Alarcón, destacó la aprobación del proyecto de Biocombustibles Sólidos. “Era una ley muy esperada por el presidente Gabriel Boric y el Ministerio de Energía, por eso estamos muy contentos. Esta ley permite declarar a la leña, el pellet y las briquetas como un combustible y, a su vez, entrega facultades a la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) para fiscalizar este rubro, que es tan importante en la región. Actualmente, este rubro tiene alrededor de 15 mil puestos de trabajo y, además, el 96 por ciento de los hogares de nuestra región consumen leña y la mayoría es húmeda. Por este motivo, valoramos este proyecto por nuestras ciudades y la descontaminación de éstas. Y por esos agradecemos a los parlamentarios y las parlamentarias que aprobaron esta iniciativa”.

La nueva ley cobra especial relevancia en la zona sur de Chile, donde un 72% de las viviendas entre Rancagua y Aysén usan leña, con especial fuerza en las regiones de Los Ríos, Los Lagos y Aysén.

LA LEY

La nueva norma define especificaciones técnicas mínimas de calidad para la comercialización de los BCS y se crearán registros obligatorios para los productores y comercializadores de este tipo de combustibles. Esto último obligará a los productores de leña a contar con un sello de calidad para verificar que los productos comercializados estén certificados bajo la nueva normativa. 

La iniciativa legislativa convertida en ley prohíbe la comercialización de BCS que no provengan de un centro procesamiento de biomasa certificado o de un comercializador inscrito en los debidos registros y entrega la responsabilidad de fiscalización de la producción de este insumo a la Superintendencia de Electricidad y Combustibles.

Vale mencionar que la Ley de Biocombustibles Sólidos contempla elaborar cada cinco años un Plan Nacional para la Modernización del Mercado de los Biocombustibles Sólidos, iniciativa que será impulsada por el Ministerio de Energía en colaboración con el Ministerio de Agricultura y las instituciones y organismos que tengan competencia normativa de fiscalización o ejecución en materias que inciden en el mercado de biocombustible sólidos.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.