• Desafío del grupo en el mediano plazo es vincularse de forma más significativa con el sector exportador y la producción forestal en el Biobío.

En ruta a la concreción de un ambicioso proyecto, que viene desde 2018 en carpeta para D&C Group y que permitirá construir un nuevo terminal logístico con accesos ferroviarios y un espacio total de 7,5 hectáreas, se encuentra hoy el equipo del Terminal Talcahuano, principal enclave de la empresa en el Biobío.

El acceso ferroviario nos permitirá conectarnos con los puertos de la Región, D&C La Divisa (RM) y puertos de la V Región y así potenciar nuestro Network a nivel nacional.

Según describe Rodrigo Cortés, gerente zonal del terminal, pese a lo extenso que ha sido el proceso, la iniciativa ya se encuentra en tierra derecha y a partir de noviembre de este año podrían iniciarse las primeras obras preparativas. En paralelo, se trabaja en la documentación respectiva ante las autoridades locales, para tener todo en regla y ampliar nuestra oferta de almacenaje para distintos tipos de carga.

“De la mano del nuevo Terminal Talcahuano, el Grupo D&C está apostando por entrar con mayor fuerza en sector exportador, en general, y el rubro forestal, en particular, que en el mediano plazo tiene varias iniciativas de crecimiento como el proyecto MAPA, entre otras, para las cuales queremos estar disponibles y bien preparados”, asegura Cortés.

Por ahora, tras un buen primer semestre de este año, los equipos se enfocan en atender sectores igualmente relevantes y que han encontrado en la actual infraestructura -de poco más de 1,5 hectáreas- un socio confiable y cercano al cliente, ubicado además en un punto estratégico, cercano a los puertos de Lirquén, Coronel y San Vicente, en cuyo flujo de cargas participa.

Rubros como las energías no convencionales, proyectos eólicos, industria metálica, transformadores y bovinas industriales y retail, entre otros, son parte de la amplia cartera de clientes del terminal, que esperan incrementar una vez que los nuevos espacios entren en plena operación.

Transporte, depósito de contenedores, distribución, servicios a la carga y comercialización de contenedores y soluciones modulares, entre otros, son los servicios con los que cuenta el Terminal Talcahuano y con los que espera completar un 2022 de buen desempeño, en pleno ciclo de recuperación del sector logístico mundial.

“Hemos logrado transformar estos últimos años, el enfoque hacia nuestros clientes, introduciendo nuevas herramientas de gestión IT, disponiendo a nuestros equipos en forma permanente, con foco en dar soluciones, en conocer y empaparse de las necesidades de las industrias que atendemos. Creo que un sello, que además mantendremos con el nuevo terminal, es ese: la buena comunicación y cercanía”, concluye el ejecutivo.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.