El diputado de la UDI, Fernando Bórquez, a través de un proyecto de acuerdo aprobado en la Cámara de Diputados por 97 votos a favor y 1 en contra, solicitó al Ejecutivo que en la reforma tributaria que se discute actualmente en la Cámara Baja, se implementen medidas  que impulsen a las empresas salmoneras que tengan oficina central en Santiago o Puerto Montt, pero que realicen sus operaciones en las distintas comunas de Chiloé, a que tributen y realicen pagos de patentes municipales en las comunidades locales del

archipiélago.

            Lo anterior, según explicó el parlamentario, con el objetivo de “que el presupuesto recaudado sea invertido en beneficio de programas que mejoren la vida de los habitantes de las comunas en las que operan las salmoneras y que tienen especiales necesidades producto del aislamiento”.

            Bórquez recordó que la propia Constitución permite que la ley “podrá autorizar que los que gravan actividades o bienes que tengan una clara identificación regional o local puedan ser aplicados, dentro de los marcos que la misma ley señale, por las autoridades regionales o comunales para el financiamiento de obras de desarrollo.”

            “Alrededor de un 30% del presupuesto de las comunas chilotas proviene de patentes comerciales y sólo un 30% de ese valor corresponde a la tributación de las empresas salmoneras, porcentaje que es bajo si consideramos la gran presencia que tienen estas empresas en el archipiélago”, explicó el representante de las provincias de Chiloé y Palena.

            “Por esta razón”, continuó Bórquez, “resulta urgente que recaude un mayor monto presupuestario a partir de esta actividad, para que sea invertido en beneficio del desarrollo social y económico de los habitantes de Chiloé.

            En ese contexto, el legislador lamentó que “si bien la industria salmonera ha impulsado la creación de miles de empleos en las  distintas comunas que conforman el archipiélago de Chiloé desde su asentamiento en dichos lugares hace ya más de 40 años, sin embargo, las empresas mantienen sus sedes centrales en Santiago y Puerto Montt, lo cual implica que realicen sus trámites municipales y tributación en tales ciudades y no en las comunidades de Chiloé, donde efectivamente se encuentran presentes las plantas salmoneras”.

            Por último, el diputado Bórquez indicó que a la fecha, el gobierno “no ha indicado medidas que tengan un enfoque de descentralización”, y por ello se hace “necesario que se tome en consideración la posibilidad de que la recaudación presupuestaria obtenida a partir de las empresas ubicadas en zonas aisladas sea invertida en las comunidades locales”.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.