ALERTA TARDÍA: el tiempo promedio para que las unidades técnicas municipales entreguen una alerta formal de paralización de obra, bordea los 15 meses.

Un informe preliminar de la comisión de fiscalización de obras paralizadas del Consejo Regional de Los Lagos, da cuenta que el 61% de los trabajos en condición de liquidados responde a incumplimiento de contratos por parte de las empresas contratistas y no directamente a efectos de pandemia, mientras que el tiempo promedio para que las unidades técnicas municipales entreguen una alerta formal de paralización de obra, bordea los 15 meses.

En un 22 por ciento de los casos la paralización se debe a insolvencia económica de las contratistas; un 13 por liquidación y un 4,3 por ciento por factores externos. El primer informe de esta comisión transitoria que preside el consejero regional por Osorno, Francisco Reyes, establece un diagnóstico sobre el cual se proponen medidas de tipo administrativas, en la búsqueda de destrabar iniciativas del Fondo Nacional de Desarrollo Regional en las cuatro provincias de la región y por las cuales ya han sido cancelados más de 12 mil 300 millones de pesos, de casi 30 mil millones de pesos que contempla el monto general contratado.

Junto al consejero Reyes, participan la core Patricia Rada y el consejero, Rodrigo Arismendi de Llanquihue; Rodrigo Wainraihgt, presidente de la comisión de Infraestructura; además de los presidentes de las comisiones de Osorno, Chiloé y Palena, Alexis Casanova, Nelson Águila y Roberto Soto, respectivamente.

La comisión transitoria de fiscalización que también integran las divisiones de Inversión, Infraestructura, además de las unidades Jurídica y de Control, identificó 24 obras con financiamiento regional en condiciones de paralizadas y liquidadas; otras 5 en situación crítica o de conflicto; y un total de 14 proyectos del Fondo Regional de Inversión Local (Fril) estancados y en situación de abandono. La consejera Patricia Rada, manifestó que la preocupación principal es que las obras se ejecuten lo antes posible.

Según identificó la comisión, de las 24 obras paralizadas, 15 podrían ser retomadas durante 2022 producto de reevaluaciones y nuevas licitaciones. ¨Por ello, es indispensable el seguimiento permanente, la priorización en materia presupuestaria, junto a una serie de medidas de tipo administrativas y un necesario reforzamiento de la comunicación entre las unidades ejecutoras municipales, empresas a cargo y el Gobierno Regional¨, dijo Francisco Reyes.

Ello, además de propuestas de mejoramientos a convenios mandato y contrataciones  para evitar nuevos casos de paralización, y las propuestas en materia legal, judicial y legislativo que están en proceso de análisis previo al informe final. ¨Tomará importancia la respuesta de parte de Contraloría sobre los AITOS, (asistentes de inspección de obra), ya que nos ayudará a tener a un representante de los proyectos, que serán nuestros ojos dentro de cada obra en ejecución y así tener una fiscalización real, para que se ponga en alerta cuando los proyectos se atrasen¨, comentó el consejero regional por la provincia de Llanquihue y vicepresidente de la comisión de Infraestructura del Core, Rodrigo Arismendi.

En dicha situación de posible reactivación se encuentra la reposición del Liceo Politécnico de Calbuco; la reposición de la posta de salud rural de Cucao, en Chonchi; la construcción del sistema de agua potable rural el Manzano de Hualaihué; y la reposición de veredas de población Angulo de Osorno, entre otras.


Reyes destacó, además que en este informe preliminar se da cuenta del primer catastro de empresas con proyectos paralizados, identificando en detalle causas y con propuestas de medidas para repetir eventos similares.

La comisión de fiscalización visitó en terreno la semana pasada las obras del Liceo Carmela Carvajal de Prat, cuyos trabajos fueron retomados y en las próximas semanas se constituirán en otras iniciativas en conflicto en las provincias de Llanquihue y Chiloé.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.