El parlamentario llamó al gobierno a ser más proactivo en este tema e instó a actuar con sentido de urgencia.

La pandemia y la invasión a Ucrania son solo dos de los múltiples factores que explican el aumento del valor de los insumos utilizados en la agricultura. Uno de ellos es el fertilizante, que ha cuadruplicado su precio.

Ante este escenario, el Senador por la región de Los Lagos, Iván Moreira, pidió un mayor sentido de urgencia en el gobierno por este problema asegurando que deben entregarse nuevos subsidios o bonificaciones que permitan hacer frente al importante alza de los insumos en la agricultura.

“El gobierno tiene que ser más proactivo; no basta con mesas ejecutivas ni nuevos diagnósticos que solo evidencian lo obvio, es necesario actuar con sentido de urgencia e impulsar algún tipo de subsidio para la compra de fertilizantes o entregar alguna bonificación adicional. Las ayudas no estaban pensadas para mitigar una pandemia tan dura seguida de una guerra entre países lideres en la producción de fertilizantes, por lo que es necesario incentivar la agricultura en momentos en que la familia campesina se enfrentan a una verdadera ruleta rusa”.

El legislador UDI aseguró que el incremento de los insumos agrícolas evidencia una baja en los campos con cultivos, lo que, a su juicio, coloca en peligro la seguridad alimentaria.

“El gobierno no puede ser un mero espectador ante el alza sostenida en el precio de los fertilizantes. El escenario de la agricultura es realmente dramático, los insumos han cuadruplicado su valor y se está colocando en riesgo la seguridad alimentaria. Hoy tenemos menos campos con cultivos y eso tendrá un impacto en los precios y el stock. Por ejemplo, el precio que se paga por la leche en los campos está por sobre los 420 pesos por litros, uno podría pensar que es un precio muy bueno, pero la realidad es que, con el alza de los insumos y la inflación, la industria está muy afectada”.

El congresista indicó que si bien, son importantes las ayudas que se entregan para la agricultura, estas son insuficientes para superar el complejo escenario que atraviesa la industria, lo que sumado al constante incremento de insumos,  combustibles y la energía, termina generando una verdadera tormenta para miles de familias en la región.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.