Continúan las denuncias por colegios que no cuentan con las condiciones mínimas para funcionar, esta vez fue el turno del Colegio Oscar Castro de La Granja dependiente del SLEP, Servicio Local Gabriela Mistral.

La comunidad educativa en su totalidad hoy realizó un paro de advertencia debido a que a su regreso a clases tras las vacaciones de invierno, en el establecimiento no se hizo ningún reparo, es decir, los baños siguen malos, continúa la presencia de fecas de palomas, salas sin calefacción apropiada, pizarras en mal estado, pasillos que se llueven, canaletas sucias, techumbre deficiente, pisos en mal estado y falta de insumos como fotocopiadoras.

La Presidenta del Centro de Padres y Apoderados, Yolanda Carabantes, denunció que el SLEP ni siquiera les han entregado materiales pedagógicos “ni un lápiz ni un cuaderno nos han entregado, cómo no va a haber plata para solucionar estos problemas, que son de solución rápida, no son arreglos millonarios. Luchamos para que nuestros hijos tengan una educación digna”

El Presidente del Colegio de Profesores y Profesoras Metropolitano,  Mario Aguilar, quien se hizo presente en el colegio, aclaró que “nuestro papel como educadores no es solo “pasar materia”, nuestra tarea es entregarles herramientas de dignidad a nuestros niños y niñas, herramientas donde ellos se valoren y se respeten, lo que están exigiendo corresponde y tienen derecho a tener la dignidad que merecen como personas”.

Asimismo el líder gremial le exigió al Director SLEP Gabriela Mistral, Pablo Araya, “solucionar con prontitud los problemas, es ahora que los niños deben usar un baño indigno, es ahora que pasan frío en sus salas, es ahora que están expuestos a las infecciones provenientes de las fecas de palomas, por lo tanto ahora son las soluciones”

Del mismo modo, el Presidente Regional, llamó a “la Directora de la Educación Pública, a la Seremi de Educación, al Subsecretario de Educación y al Ministro de Educación, que tomen estos casos y exijan a sus subalternos que den soluciones, hace un tiempo el pueblo, nuestra gente despertó y ya no aceptamos el maltrato que por tantos años nos dieron los poderosos.

Por último, Robert Vargas, Delegado Territorial del Colegio de Profesoras y Profesores, señaló que con este abandono “solo se busca terminar con la educación pública, esta es una protesta para exigir dignidad. Antes de irnos de vacaciones se le entregó al sr. Araya un petitorio, hoy se le invitó a venir y no aparece”

El Colegio Oscar Castro cuenta con más de 400 alumnos, y 63 funcionarios entre profesores, técnicos y trabajadores de la educación.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.