Con la constitución de ambas mesas de trabajo, se cerró el proceso de instalación de cada uno de los sectores productivos en el Pacto por una Región Sostenible e Inclusiva.

La mesa de mitilicultura fue la que cerró la etapa de instalación de las sesiones de trabajo de los sectores productivos, en el contexto del Pacto por una Región Sostenible e Inclusiva. Liderada por el académico de la Universidad de Los Lagos, Alfonso Gutiérrez; contó con la participación de representantes de empresas y sectores gremiales, de organismos del Estado y de los programas de mitilicultura que lleva adelante Corfo, por ejemplo; entre otros asistentes.

Tras la exposición introductoria de por parte de Gutiérrez; el trabajo se centró en identificar qué acciones está tomando la industria para combatir los efectos del cambio climático. Y ahí surgieron algunas brechas, como la vulnerabilidad de las comunidades de los bordes costeros para enfrentar estos desafíos.     

Y en ese sentido, el presidente de AmiChile, Branco Papic, puso el acento en reconocer lo que somos. “Si estamos hablando por ejemplo del principio 13 de los ODS, es importante saber dónde estamos. En consecuencia, debemos medir nuestro impacto, nuestra huella, tanto de carbono como hídrica, para saber cuál va a ser nuestro rol de participación y mejora, para que esto resulte. Y nos comprometamos, en este pacto, con medidas aterrizadas y reales, en la medida nuestra; pero también en sintonía con las medidas que adopten otros sectores”.

Al tiempo que valoró el ejercicio. “Todas las iniciativas que lleven a fortalecer al sector mitilicultor son buenas, pero esta es particularmente interesante, porque busca favorecer toda la gestión productiva de la región. Ya que este ordenamiento nos ayudará a prevenir el impacto en los ecosistemas, lo que nos permitirá enfrentar de mejor forma el cambio climático y lo que se nos viene en el futuro con el agotamiento de los recursos y del sistema en general”.

Mejillón de Chile

Mientras que para el gerente a cargo del programa Mejillón de Chile, Javier Aros; es clave construir incentivos para que la industria se comprometa con el cambio climático. “Y eso tiene que ver con dos ámbitos. Apelar a la responsabilidad social que tienen las empresas, pero también a la construcción de una conciencia sobre el particular, tanto de los servicios públicos, como de toda la cadena. Estos incentivos deben estar orientados a las actividades productivas y comerciales. Y la mitilicultura en particular está basada en las exportaciones; por tanto, requiere de muchas certificaciones internacionales, que son muy valoradas por el mercado. De manera que deben existir incentivos que permitan que todos los actores, de forma no discriminatoria, puedan acceder a certificarse; porque hoy están certificadas las plantas de proceso; pero no así los engordadores y productores de semillas”.

Ahora, otro tema relevante para Aros es la generación de conocimiento. “Porque la actividad tiene una alta vulnerabilidad al cambio climático, porque se sirve de dos servicios ecosistémicos como son las semillas y el alimento; lo que genera un alto nivel de vulnerabilidad e incertezas. Entonces, si generamos un mayor conocimiento, con seguridad eso nos va a permitir planificar de mejor manera las actividades productivas y dar una orientación a estas metas que apoyen la lucha contra el cambio climático”.

Sector Marítimo Portuario

A la mesa del sector marítimo portuario, liderada por el consultor experto en la industria marítima Marcelo Torres, también llegaron representantes del sector privado, de los gremios, de los trabajadores y de los servicios públicos; quienes se mostraron particularmente interesados en construir los pilares de esta nueva relación, para hacer a la industria más sostenible e inclusiva.      

Sobre el particular, el gerente de Armasur, Manuel Bagnara; hizo un positivo balance. “Estamos tremendamente agradecidos de haber sido invitados a participar de esta mesa del sector marítimo-portuario. Creemos que es un trabajo que tenemos que hacer entre todos, no queremos seguir haciendo lo mismo; tenemos que mejorar y así tener una región en la que los sectores productivos podamos contribuir a generar políticas públicas desde el territorio”.

El académico de la Universidad de los Lagos Alfonso Gutiérrez abrió la jornada de Mitilicultura con una exposición, y luego dio pie al diálogo en torno a las brechas del sector.

La celebración del Día de la Marina Mercante influyó en una mayor presencia de empresas navieras; sin embargo, se notó disposición y buen ánimo entre los asistentes, para la construcción de acuerdos comunes; en la mesa del sector marítimo portuario.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.