Filtraciones por lluvia, anegamiento de los patios, mobiliario en mal estado y problemas estructurales son los inconvenientes que viven diariamente más de 600 alumnos y alumnas.

Junto a los padres y apoderados, el diputado del distrito 26 Mauro González conoció la realidad con la cual conviven todos los días y en pleno invierno los más de 600 alumnos y alumnos de la escuela básica municipal Mirasol de Puerto Montt; establecimiento que presentan serios problemas en materia de infraestructura.

“Me invitaron a recorrer el establecimiento los padres y apoderados, y es triste ver las condiciones de infraestructura, la humedad, filtración del viento, la lluvia, los patios anegados y el mal estado del mobiliario. Los padres y apoderados han intentado conversar con la autoridad competente de la Municipalidad y no ha habido respuesta”, expresó el legislador.

El diputado González, ha recorrido varios recintos educacionales bajo la administración del DAEM de la Municipalidad de Puerto Montt, y en cada visita ha corroborado los inconvenientes que no han tenido solución. “Se perjudica la calidad de la educación, es imposible tener una buena concentración, si hace frío, si los patios se anegan o el gimnasio está con problemas de goteras”, dijo.

El parlamentario de Renovación Nacional, insistió que continuará ejerciendo las acciones competentes, “pero una vez más le pido al Departamento de Administración de Educación Municipal (DAEM), al alcalde Gervoy Paredes, que hagan un plan de trabajo, que venga a recorrer el establecimiento, para que conozca la triste realidad de los alumnos y alumnas”.

Mauro González, recordó que la escuela Mirasol ubicada en Villa Angaroa, es un establecimiento tradicional en el barrio de Mirasol, y que por lo mismo debería ser considerada en un proyecto de mantención, “que les permita a los niños, niñas y adolescentes pasar un buen invierno, porque la escuela es considerada el segundo hogar”, dijo.

Reitero que “es triste presenciar el abandono y deterioro de la escuela básica de Mirasol. Son más de 600 alumnos y alumnas que todos los días deben soportar la negligencia de los encargados de tener un establecimiento educacional en condiciones dignas”.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.