Los informes de una veintena de obras paralizadas y “liquidadas” y la magnitud de recursos regionales comprometidos, llevó al Consejo Regional -que sesionó en Chonchi, Chiloé- a aprobar la propuesta de crear en el breve plazo una comisión transitoria de fiscalización que revisará caso a caso las emblemáticas iniciativas en problemas de cada territorio provincial.

A ello se agregan muchas iniciativas con evidentes retrasos, de un total aproximado a las 175 obras públicas, sólo con financiamiento FNDR; además de las que están en proceso de reevaluación por aumento de presupuestos.

Fue el consejero regional y presidente de la comisión de régimen interno, Francisco Reyes Castro, quien propuso el acuerdo y fue aprobado por unanimidad por sus pares e instaló la urgencia de investigar en detalle las razones de paralización de obras por más de 34 mil millones de pesos, distinguiendo causales; entre ellas insolvencia de empresas, carestía de materiales y mano de obra, malos diseños o problemas en las ejecuciones, retraso en licitaciones, entre otras. De los recursos comprometidos, se han cancelado ya, más de 11 mil millones.

“Se trata de una instancia que busca poner atención en los proyectos paralizados y hacernos cargo, de la mano de la comisión y la división de Infraestructura del Gobierno Regional, proponiendo modificaciones administrativas e incluso legales, también acciones en Contraloría. Es pasar de la preocupación a la ocupación respecto a las causas y origen de las obras que están abandonadas, no todas por insolvencia económica y donde no le ha puesto freno legal”, señaló Francisco Reyes.

A nivel regional son al menos 21 los proyectos abandonados y en condición de liquidación. En la provincia de Osorno preocupa la situación de la pista atlética de la Villa Olímpica, la planta de tratamiento de Pichil, la red de agua potable y alcantarillado en población Moyano, veredas en calle Angulo, veredas en el sector centro de la ciudad y Centro comunitario de Carlos Condell. En la provincia de Llanquihue están en esta situación el estadio Ewaldo Klein de Puerto Varas; el Liceo y el Centro de Diálisis de Calbuco; y en Chiloé, el consultorio rural de Puqueldón, entre otros.

A juicio del core Francisco Reyes, hay un vacío legal en el sistema de contrataciones públicas que no ha reforzado los filtros para que las empresas no abandonen obras, acusando insolvencia económica como una práctica habitual.

El presidente de la Comisión de Infraestructura del Core, Rodrigo Wainraihgt Galilea, señaló que estas obras paralizadas han generado un daño importante en los requerimientos de los habitantes de diversos territorios, donde el aumento del valor de la mano de obra, la escasez de materiales, son los argumentos de las empresas constructoras. Ahora, esta comisión buscará las mejores alternativas para salir al paso de este problema y evitar que se vuelvan a repetir”, dijo.

La instancia investigadora será abordada por las comisiones de Infraestructura y de Régimen Interno y previo a la nueva sesión plenaria definirá integrantes y objetivos, en el reforzamiento de unidad de seguimiento del Gobierno Regional.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.