Convocados por la Dirección Regional del Servicio, las y los funcionarios del Servicio Nacional de Menores en Los Lagos visitaron las dependencias del nuevo Centro de Reinserción Social Juvenil de Puerto Montt, recinto recientemente recepcionado de parte del Ministerio de Obras Públicas y que, por lo siguientes cinco meses, será equipado e implementado para su entrada en funcionamiento. 

La visita se concretó como un acto inicial de presentación del recinto a los funcionarios, con la finalidad de que tengan una primera impresión del lugar en donde se deberán desempeñar a contar de unos meses más, y será seguido por una serie de visitas técnicas por área y equipos de trabajo para observar en detalle el espacio que cada uno utilizará una vez que el recinto entre en funcionamiento. 

La directora regional de Sename, Lilian Peña, señaló que la importancia de esta visita radica en que “nuestro objetivo como Servicio es la reinserción social juvenil, por lo tanto, el trabajo que desarrollen nuestros funcionarios, es fundamental para lograr ese propósito, para que los jóvenes puedan reinsertarse en el mundo laboral y retomar sus estudios. Y en una infraestructura con estas características, es realmente un privilegio que tenemos como región, en donde junto con todos los funcionarios vamos a trabajar en estos cinco meses que vienen, para poder implementarlo”. 

El nuevo Centro de Reinserción Social Juvenil de Puerto Montt, al momento de su apertura, será el más moderno de este tipo de recintos en el país, en que funcionaran los modelos de Centro de Internación Provisoria (CIP) y Centro de Régimen Cerrado (CRC), con una inversión de 9 mil 850 millones de pesos en infraestructura y capacidad para recibir a 72 adolescentes. 

La directora del actual Centro Cerrado, Yenesi Tejos, señaló sobre el nuevo recinto que “la primera impresión es como cuando uno visita la casa soñada, nosotros desde una infraestructura muy deficitaria en la que se ha funcionado por más de 25 años, la posibilidad maravillosa, ad portas de ser realidad, de trasladar a los jóvenes, el trabajo y todo el equipo de funcionarios a las nuevas dependencias, es un sueño muy esperado. En ese contexto, la recepción por parte de los funcionarios fue favorable y muy esperanzados en que el nuevo espacio complemente todo el trabajo técnico y todo el compromiso que existe en trabajar en reinserción social de los jóvenes de nuestra región”. 

Una vez finalizado el proceso de equipamiento e implementación, que se proyecta se extienda por cinco meses, el nuevo Centro de reinserción Social Juvenil podría entrar definitivamente en funcionamiento a contar del mes de agosto de este año. 

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.