M. Francisca Yáñez Castillo, Ph.D

Presidenta Directorio

Empresa Portuaria Chacabuco

Este martes viviremos una nueva conmemoración del Día Internacional de la Mujer, una fecha que -especialmente durante los últimos años- ha venido adquiriendo un sello distinto y renovado, a través de expresiones ciudadanas en muchas ciudades del mundo que reivindican la fuerza femenina y su avance transformador hacia una mayor igualdad en nuestra sociedad.

Este es un día de conmemoración y reflexión, que nos invita a pensar sobre cómo hoy avanzamos concretamente -más allá de los discursos- en construir una sociedad más inclusiva, equitativa y representativa, sin distinciones de ninguna naturaleza, en especial de género.

Un camino que, desde las instituciones, entre ellas nuestro Puerto Chacabuco, debe encontrar un correlato y un compromiso en las acciones que se impulsen para en pro de la paridad de género y de poner en perspectiva el aporte constante que la mujer en los distintos roles que ejerce, y en especial en el mundo del trabajo, con compromiso y responsabilidad.

Estamos insertos en una actividad productiva donde históricamente la participación y presencia de la mujer ha sido baja; sin embargo, la industria -de la mano de sus actores públicos y privados- ha podido dar pasos de transformación en el último tiempo, brindando señales concretas de la inserción y empoderamiento de las mujeres en diferentes posiciones de la gestión portuaria: desde labores administrativas a funciones operativas en los muelles y grúas, pasando por roles ejecutivos y también responsabilidades directivas.

Sin ir más lejos, y en sintonía con las directrices de paridad de género del Sistema de Empresas SEP, Puerto Chacabuco se ha comprometido activamente en brindar igualdad de oportunidades y condiciones para hombres y mujeres en todos los ámbitos posibles de su ejercicio profesional.

Una muestra de aquello es que dos de los tres directores de la empresa son mujeres, lo que sin duda enriquece la diversidad de los equipos, la toma de decisiones y el diálogo estratégico de nuestra compañía, tanto puertas adentro como hacia el exterior. Por otra parte, hoy un 15% de la dotación de trabajadores es femenina, un número que, lejos de enorgullecernos, nos desafía a seguir avanzando en la conformación de un equipo más diverso.

Por cierto, que debemos aún dar más pasos en la disminución de la brecha que aún existe en la participación laboral de la mujer en sectores como la actividad logística-portuaria, y en ello estará puesta la convicción y compromiso de nuestros equipos.

En suma, una mayor integración femenina sin duda será clave en nuestro fin de continuar avanzando en el mediano y largo plazo hacia un Puerto Chacabuco modernizado de cara a los desafíos del siglo XXI, consolidado en las distintas dimensiones de su gestión y que mire de forma equitativa los nuevos tiempos.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.