La noticia la confirmó el director subrogante de Asesoría Jurídica del municipio osornino, Juan Carlos Cavada, quien dijo que “tribunal osornino descartó el delito de desacato atribuido al alcalde Emeterio Carrillo, en cuanto el municipio actuó conforme a derecho, al no renovar las patentes de este tipo de recintos, y posteriormente prohibir  del funcionamiento de los mismos en nuestra ciudad”, sostuvo el profesional. 

Cavada explicó que la determinación de la casa edilicia de no renovar las patentes de los casinos populares fue avalada en su minuto por la Corte Suprema, que indicó que con ello se cumple con lo instruido por la Ley, y por Contraloría.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.