Esta iniciativa que  es financiada  por la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (Subdere), fue destacada por el Delegado Presidencial Regional, Carlos Geisse, quien señaló que “una vez aprobado este proyecto y después de hacer la licitación, en unos dos meses se pueda comenzar las obras para poder tener lo antes posible la solución del agua en este sector que por mucho tiempo ha estado esperando , son 31 familias que están favorecidas y esperanzados de que este proyecto resulte lo más pronto posible y afortunadamente lo alcanzamos a tramitar para que salga en este momento”.

El Alcalde de Río Negro, Sebastián Cruzat, indicó que la situación geográfica fue un factor importante de superar para poder desarrollar este tipo de iniciativa “dado que las condiciones de dispersión entre cada vivienda hizo que este proyecto sea bastante complejo de poder financiar, finalmente se hicieron los esfuerzos a través del consultor y de los mismos vecinos. El día de hoy después de mucho tiempo de espera nos sentimos muy contentos y orgullosos de poder contar con esta inversión de más de 230 millones de pesos”.

Agregó que el municipio se encargará de la licitación, señalando que “esperemos contar con toda la unidad técnica que va a estar fiscalizando y también va a estar velando por el correcto desarrollo y ejecución de este proyecto”.

La Presidenta de la Junta de Vecinos, Marta Montiel, calificó como una gran noticia para la comunidad, ya que “este problema se presenta hace 10 años y cerca de dos años se han debido abastecer con  los camiones aljibes y a través de norias, situación que les afectaba en invierno y verano”. 

Este sector cuenta con una población de 124 personas. En la actualidad no existe un sistema de suministro de agua potable, solo hay un pozo construido el 2011 con un caudal de 7,2 lt/s. al cual solo algunos han podido acceder, los demás se abastecen por medio de norias particulares las cuales se secan o bajan considerablemente, sin la seguridad sanitaria que exigen las normas, se abastecen de la distribución de emergencia que realiza la municipalidad en conjunto con la ONEMI, lo cual es bastante precario y costoso.

El proyecto considera la construcción de las obras de captación, tratamiento, la instalación de un estanque semienterrado en el sector más alto de la localidad, red de impulsión a estanque y de distribución por gravedad, obras viales, obras eléctricas, y obras especiales.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.