La preocupación por la escasez hídrica no sólo se refleja en la falta de agua para el consumo de los vecinos o la ingesta de los animales de producción. También se traduce en la preocupación por el riesgo inminente de incendios forestales en la provincia, más aún si estos llegan a afectar a zonas pobladas como lamentablemente ocurrió en la ciudad de Castro recientemente.

En ese sentido, la alcaldesa (s) Leyla Aguayo Valenzuela, desatacó que el municipio ancuditano, junto a la Conaf provincial, está desarrollando un trabajo conjunto a través de su expertis y las funciones que realizan las diferentes direcciones municipales. “Para que podamos ir trabajando en forma colaborativa en materia de prevención en todos de estos incendios que en esta época, principalmente, son un riesgo inminente”, señaló la autoridad municipal.

De esta manera, se abordan diferentes trabajos, “tanto con la Dirección de Operaciones, Medioambiente, Emergencias, la Oficina del Agua también y en colaboración de Conaf, la idea es poder empezar a trabajar muy fuertemente lo que es un trabajo preventivo en las poblaciones que están en mayor riesgo”, aclaró la abogada, destacando que estos sectores se refieren principalmente en el área periférica de la comuna.

Asimismo, el titular de la unidad de Distrito de Incendios Forestales de Conaf,  Ricardo Mora, señaló que fueron invitados a esta coordinación para poder verificar las zonas que el municipio ya se encuentra limpiando dentro de la comuna para prevenir los incendios de interface, que tienen que ver con la cercanía de la vegetación con los sectores poblacionales urbanos.

“Durante este tiempo, a través del municipio en conjunto con Conaf, hemos estado realizando líneas de cortafuego en las poblaciones más cercanas, como es el caso Villa San Valentín, el cerro Huaihuén, el mismo tema de Bellavista. En años anteriores también, a través del Conaf y del municipio hemos realizado limpiezas que la comunidad ha visto y se seguirán realizando”, declaró Mora.

BALANCE Y PROHIBICIÓN

Al hacer un balance de lo ocurrido hasta la fecha en casos de siniestros forestales, el funcionario señaló que “llevamos a la fecha 88 incendios, lo cuales han afectado una superficie total de 94,66 hectáreas. Es lo que llevamos al momento de la provincia, lo cual es una cifra bastante elevada respecto a la temporada anterior. Hay una situación de las altas temperaturas, la baja cantidad de agua que caído, que también ha provocado que el suelo y la vegetación estén más secas, entonces cualquier posibilidad de prender algún tipo de fogata en el campo en zonas para eliminar un poco de vegetación ha provocado que se escape este fuego, provocando incendios forestales dentro de la provincia”. 

Debido a ello, recordó que existe el decreto Nº 276 del Ministerio de Agricultura, que regula el uso del fuego en faenas agrícolas. Que tiene un calendario de prohibición de uso de fuego en fechas festivas. Es decir, a contar del 1 de diciembre en la comuna de Ancud hay restricción absoluta de poder usar el fuego para reducir la vegetación en el sector rural, y se mantiene  hasta el 31 de marzo, si no se amplía debido a las condiciones meteorológicas.

Otro de los trabajos de prevención que señaló la autoridad municipal, tiene que ver con la información a los vecinos y vecinas, por lo que la Dirección de Desarrollo Comunitario trabajará algunas campañas preventivas comunicacionales en las diferentes poblaciones. “Poder enseñarles a la comunidad cuáles son los riesgos, cómo se puede prevenir y cuáles son las acciones que cada vecino puede también realizar en su terreno para evitar algo tan grave como lo que ocurrió en la comuna de Castro”, finalizó Aguayo.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *