El director regional del SAG, Eduardo Monreal, sostuvo que se trata de actividades de monitoreo y vigilancia que se realizan con cierta periodicidad en esta zona de la región. “Se visitaron cerca de 50 predios, la mayoría perteneciente a pequeños productores que se encuentran en cercanía, o que directamente limitan con predios de Argentina, y en ese aspecto es importante verificar la situación sanitaria para evitar que a nuestro país ingresen plagas y enfermedades que están presentes en el sector silvoagrícola del país vecino”.

Las acciones de monitoreo sanitario estuvieron principalmente orientadas a especies de frutales como manzano, arándano, nogal, frambueso, grosellero, cerezo, frutilla, vid, golden berry y avellano europeo. Además, se instalaron trampas en zonas urbanas, turísticas, y en almacenes y fruterías que son áreas de posible establecimiento de plagas.

Cabe destacar que la existencia de un microclima en dicha zona cordillerana permite el crecimiento de una amplia gama de frutales, por lo que las plagas podrían desarrollarse en perfectas condiciones.

“Para el retiro de las trampas el SAG realizará un segundo operativo y las muestras colectadas serán enviadas para análisis al laboratorio agrícola de la institución ubicado en la ciudad de Osorno”, explicó la autoridad regional del SAG.

Charlas

En coordinación con el PRODESAL de la Municipalidad de Cochamó, el SAG también llevó a cabo una charla informativa para explicar a los agricultores la estrategia de control cultural para el manejo de la mosca de alas manchadas, Drosophila suzukii. Asimismo, se recordaron las directrices del Programa Nacional de la Papa, con énfasis en la obligación que tienen los productores de papas de inscribir, cada temporada, sus cultivos en el SAG.

“Es importante concientizar a productores/as que siempre está latente el ingreso o diseminación de plagas en los cultivos de la zona, tales como frutales, papas, entre otros. Además, sobre lo complejo que pudiese resultar su control o erradicación. En ese sentido, la vigilancia sanitaria es clave y es una de las acciones que pone en marcha el Servicio para la detección temprana, por ejemplo, con trampas que han quedado instaladas en este operativo. Así, frente a una eventual detección de cualquier insecto no presente en Chile, se podrán tomar las acciones pertinentes y en forma oportuna, de tal manera de evitar su dispersión” acotó Monreal.

Defensa sanitaria en frontera

La autoridad regional del SAG dijo que las acciones de vigilancia de este tipo se complementan con aquellas que realiza la institución en controles fronterizos. Al respecto, se recuerda que esta temporada se está reactivando la llegada de cruceros y, en la región, se han priorizado dos controles fronterizos terrestres para retomar el tránsito de turistas, El Límite (comuna de Futaleufú, provincia Palena) y Cardenal Samoré (comuna Puyehue, provincia Osorno). En todos ellos, el SAG tiene presencia pues se debe revisar el equipaje de turistas que ingresan a Chile ya que esa vía es reconocida como una de las principales causas de entrada de plagas a los países.

“Por lo tanto, el llamado es a no retornar al país con productos prohibidos de ingreso tales como frutas, carnes, embutidos, entre otros, ya que el impacto ambiental y económico es incalculable. Recordar a las personas que al ingresar a Chile deben llenar una Declaración Jurada respecto a lo que se indica y que faltar a la verdad implica multas que parten desde los 160 mil pesos”, finalizó Monreal.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.