En el marco de la declaración de emergencia agrícola para enfrentar el déficit hídrico en ocho regiones del país, el Ministerio de Agricultura desplegó un plan de ayuda para apoyar a aquellos pequeños agricultores de la Región de Los Lagos afectados por la escasez hídrica y que no son usuarios del Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP). 

En la provincia de Llanquihue se ha entregado a la fecha 100 toneladas de alimento concentrado para ganado que serán distribuidas entre 400 pequeños agricultores.  

El Seremi de Agricultura Eduardo Winkler señalo que “si bien la disminución de precipitaciones se ha ido reduciendo desde que decretamos la emergencia agrícola en abril, aún poseemos un déficit de 42 % de lluvias en la provincia de Llanquihue, esto principalmente ha impactado en el crecimiento de las praderas y en la condición corporal de algunos animales de planteles bovinos y ovinos. Como Ministerio de Agricultura durante este año trabajamos fuertemente con los usuarios de INDAP para que pudieran acceder a instrumentos que les ayudaran a sortear este escenario de menores lluvias y prepararse mejor para la siguiente temporada.  Considerando que las proyecciones climáticas apuntan nuevamente a un verano seco, hace dos meses redestinamos nuestros esfuerzos para llegar a aquellos pequeños agricultores que no son atendidos por INDAP para apoyarlos con alimento concentrando para sus animales y, de esta forma, ayudarles a sortear mejor el verano”, sostuvo. 

En efecto, el pronóstico de precipitaciones para el trimestre diciembre-enero-febrero de la Dirección Meteorológica de Chile advierte de una condición de lluvias bajo lo normal para la Región de Los Lagos, en Puerto Montt menos de 209 milímetros. Otro factor a tomar en cuenta es que las temperaturas máximas se situarán por sobre lo normal. 

Esta continuación de tendencia cálida en la zona mantendría presión sobre los cultivos y praderas locales, que enfrentarían un inicio de verano con una mayor evapotranspiración generando más demanda hídrica que en una temporada normal. 

“El invierno fue crudo, los agricultores estábamos preparados con forraje, pero los fuimos consumiendo y, ahora, al acercarse nuevamente un verano seco, pensamos que, otra vez, tendremos que usar anticipadamente el alimento que estamos produciendo ahora. Esta ayuda que está entregando el Estado, a muchos, les vendrá como anillo al dedo, porque los agricultores hemos seguido trabajando durante todo el año y pese a la pandemia”, señaló Jaime Oyarzún, agricultor de la comuna de Los Muermos y director de Agrollanquihue  

En la Región de Los Lagos se beneficiarán a través de este plan de ayuda más de 3 mil pequeños agricultores que no son usuarios de INDAP y que usualmente no reciben apoyo al no estar inscritos a programas oficiales. Para estos fines, el Ministerio de Agricultura destinó para la región, poco más de $215 millones, recursos que se destinarán íntegramente a la compra de alimentos para ganado. 

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.