La asistencia kinésica es parte de la alianza colaborativa de la carrera de Kinesiología del Campus Puerto Montt que firmaron junto a  la Fundación un convenio de atención de salud en el mes de Julio del 2021. El objetivo es asesorar y colaborar en las necesidades en salud de las personas mayores, adultos y niños que tengan problemas de movilidad y problemas físicos que participan de la Fundación de las Familias. 

Cristian Oyarzun, docente y kinesiólogo de la ULagos, a cargo del campo clínico detalló el trabajo que realizan las y los estudiantes. “El proyecto apunta a entregar una  atención kinesiológica integral a la comunidad que participan en la fundación con enfoque principalmente a personas mayores pero también llegan a atenderse adultos y niños. Nuestra asistencia es integral en las áreas de traumatología, neurológica y respiratoria, con la finalidad de aportar a los usuarios y participantes de la Fundación que tienen necesidades de atención, para de esa manera brindar un apoyo kinesiológico a través del tiempo”.

El Kinesiólogo y docente agregó que es central que las y los estudiantes desarrollen prácticas clínicas en terreno. “Para nosotros es muy importante volver a tener actividades prácticas después de tanto tiempo. Como ya nos encontramos en retorno es bueno para nosotros y las y los estudiantes ya que impactamos de forma positiva en la comunidad, que es la  esencia de la kinesiología, pero también es fundamental para que los futuros Kinesiólogos desarrollen las habilidades que requieren en su ámbito disciplinar donde finalmente serán futuros Kinesiólogas/os, por tanto, tiene esa doble misión”, cerró el docente ULagos.

Bárbara Guarinello, Psicóloga de la Fundación de las Familias, señaló la importancia de la alianza entre la ULagos y la Fundación. “Es importante tener un convenio con la casa de estudios estatal de la región. Ambas instituciones tenemos intereses comunes en terrenos educativos sociales, científicos y culturales. Nuestro motivo es promover las relaciones saludables al interior de las familias, esto lo logramos a través del buen trato, del bienestar personal, generar redes que sostiene a las familias, entonces, las y los estudiantes de Kinesiología vengan a realizar sus prácticas a nuestro espacios y trabajen con nuestros usuarios y beneficiarios aportan a su bienestar personal al complementar el trabajo como fundación”, cerró la Psicóloga de la Fundación. 

Kinesiólogas/os aportando a la salud física de la comunidad

Uno de los pilares formativos en la carrera de Kinesiología de la ULagos es su formación en prevenir y resolver problemas vinculados al quehacer kinesiológico, educación en salud, investigación y gestión, dando respuestas efectivas, innovadoras. En el mismo ámbito, el estudiante tendrá que realizar procesos de promoción, prevención, evaluación, diagnóstico y tratamiento kinesiológico a lo largo del ciclo vital a personas, familia y comunidad, con un fuerte compromiso ético, social y sólida formación interprofesional, incorporando para la toma de decisiones el Modelo Biopsicosocial y la evidencia científica.

Eliana Barrientos, estudiante de cuarto año de Kinesiología, expresó la relevancia de contar con prácticas presenciales. “Volver a la presencialidad ha sido un cambio totalmente radical, ya que estuvimos prácticamente dos años viendo a pacientes de manera online. Hacía falta la práctica para estar presente junto al paciente. Verlos en personas, mirándolos a los ojos explicándole muy bien lo que deber hacer y las repeticiones de ejercicios que tienen que practicar. Además, estando en la clínica se aprende más, aprendemos cosas distintas, podemos apreciar las diferentes patologías que son más frecuentes en la actualidad. Me ha gustado mucho regresar a trabajar con las personas”, finalizó la estudiante.  

Diego Bruces, estudiante de octavo semestre, comentó la importancia de generar contacto con la gente. “Hoy que recuperamos el proceso de atender de forma física, por el contacto que tenemos con la gente, el contacto más cercano que hacemos es súper importante, ya que nuestra carrera si o si tiene contacto físico y emocional con el paciente. Eso para nosotros es muy  importante, ya que este año se abrieron algunos centros clínicos y nos aporta mayor desarrollo: A mí me encanta el área músculo-esquelético, entonces, como empezamos en este centro el trabajo músculo-esquelético, me hace muy feliz estar de vuelta y colaborar con este proyecto”, concluyó Bruces.

Yenifer Galindo, resaltó el enfoque biopsicosocial en la formación de la carrera de la ULagos. “En estos cuatro años de formación la carrera de Kinesiología de la ULagos nos han entregado muchos conocimientos en la kinesiología, pero también en el actuar con los pacientes, en nuestra relación de especialista y usuario, desde una mirada biopsicosocial no solamente por la patología, que es uno de los enfoques nos remarcan bastante en el quehacer de la kinesióloga y en nuestro futuros trabajos. Mantener siempre ese enfoque biopsicosocial”, cerró la futura Kinesióloga de la ULagos. 

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *