Según lo informado por el Director de Tránsito y Transporte Público Municipal, Luis Vilches, “esta iniciativa se ejecutó en las intersecciones de calles Ramírez con Matta, Ramírez con Cochrane, Ramírez con Freire y Errázuriz con Colón, que son las esquinas donde se registra un alto flujo de automóviles y personas. Para ello, se agregó un tiempo adicional a los semáforos para que los cuatro cruces peatonales tengan, al mismo tiempo, el color verde, lo que permite que los transeúntes pueden atravesar en cualquier sentido, incluido el diagonal”.

“Por ejemplo, en el caso de la esquina de Ramírez con Matta, cuando los vehículos que circulen por ambas arterias deban detenerse cuando el semáforo esté en rojo, se dará paso a la circulación exclusiva de los peatones en todas sus esquinas, lo que viene a ser un beneficio importante para el desplazamiento expedito de las personas”, agregó el profesional.

Por ello, Vilches hizo un llamado a los automovilistas y peatones a colaborar con el éxito de este proyecto, “ya que los semáforos no están malos ni descoordinados, sino que sus tiempos fueron ajustados para permitir una mayor fluidez del tránsito peatonal y de vehículos, de modo de tener una mejor convivencia vial en el centro de Osorno”. 

Cabe destacar que la habilitación de los “cruces Tokio” en Osorno es ejecutada por el municipio con recursos del Programa del Mejoramiento Urbano (PMU), contando con el soporte técnico del Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones y, junto a lo anterior, también considera la demarcación vial en otros cruces en arterias con alto tráfico como, por ejemplo, calle Lynch.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.