Aumento del porcentaje concursable del FNDR para organizaciones sociales, que pasa del 6 al 7 por ciento, traduciéndose a mayor participación de la comunidad en la promoción de actividades culturales, deportivas, de inclusión para adultos mayores y personas en situación de discapacidad y cuidado del medioambiente; proyectos Fril de hasta 2.500 UTM (cerca de $135 millones), que permitirán dotar de infraestructura con pertinencia local a las comunas y nuevos recursos por 40 mil millones a distribuirse entre todas las regiones, son parte de los ítems que los gobernadores califican como “triunfos históricos”. Además, los Gobiernos Regionales se transforman en la primera institución pública, no municipal, en evitar la devolución de recursos al nivel nacional, por no ejecución, cifra que puede representar hasta el 50 por ciento de lo no gastado, con un tope de $50 mil millones. Lo que implica que esos recursos queden en la Región, para ser invertidos en las necesidades de la comunidad local.

Lo anterior, debido a la “paupérrima ejecución presupuestaria que recibimos desde la administración de los últimos intendentes regionales. Esto ratifica la importancia de tener autoridades elegidas por la gente y que representen a la región. Nada de esto hubiese pasado con los Intendentes, pues representaban al nivel central, al igual que lo hace hoy el Delegado y jamás se hubiesen enfrentado a las imposiciones del gobierno central”, explicó Vallespin.

“Nunca había pasado esto. Las autoridades regionales no habían participado jamás en la construcción del presupuesto”, señaló el gobernador regional de Los Lagos, destacando que “hablé en campaña de un presupuesto regional integrado donde las regionales jugaran un rol en la discusión presupuestaria y logramos ya participar activamente, tanto en la Dirección de Presupuestos como en el parlamento”.

Actores relevantes que generaron más flexibilidad

El Gobernador de la región de Los Lagos fue categórico en señalar que este proceso inédito reflejó que “a nivel nacional aceptan e integran la importancia de la figura de los gobernadores, como representantes de los habitantes de las regiones, quienes no aceptarán imposiciones”. Al mismo tiempo, la reflexión general de las autoridades regionales coincide en que la nueva Ley de Presupuestos, derivada del trabajo con ellos, entregará mayor flexibilidad y autonomía en el uso de los recursos para resolver los problemas más cercanos a la gente, con mayor pertinencia y eficiencia.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *