El caso de los tres menores de Quinchao que perdieron a su padre y madre a consecuencia del Covid-19 no sólo conmovió a todo un país, también motivó al diputado de Chiloé, Alejandro Santana, a presentar un proyecto de resolución que fue mayoritariamente apoyado por la cámara baja para solicitar al Presidente la entrega de un subsidio estatal para apoyar económicamente a los llamados “huérfanos de la pandemia”.

Y precisamente este miércoles, estos tres infantes chilotes se convirtieron en los primeros beneficiarios a nivel nacional de una pensión de gracia otorgada por el Estado de Chile, según lo confirmó el parlamentario por la región de Los Lagos.

Este logro fue resaltado de manera especial por el diputado Alejandro Santana, quien reconoció que tras visibilizar el caso de estos tres hermanos de la isla de Chiloé, el gobierno comprendió la importancia de ir en ayuda de un total de 2.029 hogares donde niños, niñas o adolescentes que perdieron a alguno de sus padres a causa de la enfermedad del nuevo coronavirus, o a ambos, como ocurrió en más el 20% de los casos constatados por la Subsecretaría de la Niñez.

“Esta pandemia no sólo ha significado una difícil prueba para los chilenos, sino que en especial ha sido doblemente duro para aquellos niños, niñas o jóvenes que perdieron a padre o madre producto del Covid-19. El que hoy el gobierno pueda llegar con esta pensión de gracia es un fruto de la preocupación de toda la sociedad y significa el reconocimiento del rol del Estado como garante de la niñez en nuestro país. Hoy avanzamos con este apoyo es económico, pero aún debemos garantizar la contención emocional y sicológica necesaria en cada uno de estos casos”, enfatizó el legislador.

Según cifras proporcionadas por la Subsecretaría de la Niñez, en nuestro país existen 2.029 hogares con niños, niñas o adolescentes (NNA) con padre y/o madre fallecido/a por Covid-19. De estos hogares, 71,9% tienen al menos un NNA, 20,9% tienen dos y el 7,1% tiene a tres o más NNA. Poco más de la mitad de ellos (54,1%) se concentran en la Región Metropolitana, seguido de las regiones de Valparaíso (8,2%) y Biobío (6,9%), mientras que en la región de Los Lagos esta cifra llega al 3,3%.

El pasado 28 de julio, la sala de la Cámara de Diputados aprobó con mayoría absoluta de 60 votos el proyecto de resolución propuesto por el diputado Alejandro Santana, para solicitar al Presidente de la República la entrega de un subsidio estatal a niños, niñas y adolescentes que sufrieran la pérdida de sus padres a causa del Covid-19.

Cabe destacar que Human Rights Watch ha establecido que la crisis originada por el COVID-19 podría tener un profundo y largo impacto negativo en los niños y niñas de todo el mundo, dado que “los niños huérfanos son particularmente vulnerables a la trata y otros tipos de explotación, como explotación sexual, ser obligados a mendigar, vender productos en las calles y otros tipos de trabajo infantil”, además de la deserción escolar.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *