El encuentro se sostuvo en el sector Cabeza de Vaca, comuna de Ancud, en el huerto orgánico de frutales menores de la señora Nelda Ross, instancia donde algunos miembros de dicha agrupación exhibieron una muestra de los productos procesados certificados (con sello orgánico). Asimismo, se generó un enriquecedor intercambio de información respecto de las políticas públicas de agricultura orgánica que impulsa el gobierno a través de la Ley N°20.089, estableciéndose el compromiso de seguir apoyando y visibilizando a los pequeños productores que optan por la producción orgánica; además, de  instar a que más personas puedan sumarse y, eventualmente, puedan conformarse nuevas agrupaciones de pequeños productores agroecológicos con certificación en Chiloé y en el resto de la región.

“Precisamente el año 2017 hubo una modificación en la Ley N°20.089, eliminándose la prohibición que tenían los agricultores agroecológicos con auto certificación para vender su producción sólo al consumidor final. Desde entonces, también pueden vender en los distintos canales de venta y esperamos seguir trabajando en otras políticas de apoyo y fomento para la producción orgánica”, explicó Eduardo Monreal director regional del SAG.

La autoridad destacó que en Chiloé hay un grupo de pequeños agricultores que aprendieron prácticas agrícolas de sus antepasados, rescatan productos tradicionales, han sumado innovación y cumplen cabalmente con las exigencias que impone la normativa que regula la producción orgánica en el país. “Constituirse como un productor orgánico es un camino largo de recorrer y que requiere dedicación. La normativa establece que sólo las personas que están certificadas pueden utilizar el término orgánico, ecológico o biológico, y en ese sentido establece multas que son bastante severas para personas que sin serlo traten de vender y promocionar un producto bajo esos términos, enfatizó Eduardo Monreal.

Actualmente cerca de 17 agricultores/as integran la Agrupación Chiloé Orgánico con más de 400 hectáreas destinadas a la producción orgánica, donde destacan productos primarios como hortalizas, miel y productos procesados como queso, mermeladas, jugos, conservas, quinoa, pasta de ajo negro, entre otros.

El Seremi de Agricultura, Eduardo Winkler dijo que como Ministerio nos interesa la sustentabilidad de la agricultura y la producción orgánica se vincula directamente en esa línea. En ese sentido, la autoridad resaltó el avance que muestran los productores orgánicos en la provincia de Chiloé, que se han sometido a un proceso altamente exigente para certificar sus productos. “Esta agrupación de Chiloé ha podido desarrollar su producción orgánica gracias al apoyo del Servicio Agrícola y Ganadero, optaron por una certificación que los distingue, sus productos están libres de químicos y, de esta forma pueden colocar en el mercado una oferta que combina la tradición, la producción sustentable y la alimentación sana”. 

Cabe indicar que en la región de Los Lagos están presentes 2 de las 22 agrupaciones de productores orgánicos que existen actualmente en el país. La otra, es la Red de Productores Orgánicos Décima Región que está integrada por pequeños agricultores de la provincia de Osorno y Llanquihue.

Según consignan informes de ODEPA (Oficina de Estudios y Políticas Agrarias) la producción orgánica para el consumo interno está siendo cada vez más relevante, destacándose un crecimiento importante en los últimos años debido a   cambios en los hábitos de consumo. Para el caso de hortalizas, frutas, ganadería, aves menores y productos lácteos, estos son generados, principalmente, por pequeños productores de Organizaciones de Agricultores Ecológicos (OAE) con auto certificación orgánica (sello orgánico). Por otro lado, la producción extensiva de frutas y vinos está encadenada y orientada a la exportación, por lo que su desempeño responde a la demanda y requisitos requeridos por el comercio internacional.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *