Este escenario se da, luego de que la entidad sanitaria se reuniera con el equipo de salud municipal de la comuna del Pudeto, para entregar antecedentes sobre un error en el proceso de vacunación contra el Covid-19 que se produjo en la Central de Vacunas, que envió un lote que sobrepasó los tiempos de descongelación, los cuales no pueden exceder 30 días de iniciado el proceso para su aplicación. 

Estas vacunas corresponden a un lote específico de la vacuna Pfizer, que se aplicó en Ancud durante los días 12, 13 y 14 de octubre y que afecta a 402 personas de nuestra comuna y más de 1.000 personas en toda la provincia.

Desde el municipio ancuditano y de su Departamento de Salud, manifiestan la  preocupación y descontento ante la Seremi por este tipo de eventos que se escapan de su responsabilidad y se espera que estos hechos no afecten la confianza del gran trabajo que sus vacunatorios -y el propio personal de salud- ha realizado durante toda la campaña de vacunación.

Es así como el Director de la Atención de Salud Primaria de Ancud, Dr. Miguel Romo, hace un llamado a la tranquilidad de la comunidad ancuditana, señalando que la Seremi informó que esta situación no afecta la salud a las personas, sin embargo tampoco asegura la protección e inmunidad adecuada. 

“Estamos preocupados por la situación, sin embargo nos hemos puesto con toda la disposición de, como siempre, apoyar en este proceso de hacer el contacto en conjunto con la Seremi, de cada una de estas personas para entregar la información y orientar de cómo es que se va a realizar y, en concreto coordinar también el seguimiento de estos usuarios y coordinar la nueva inoculación. O sea, se tendría que volver a poner la vacuna a estas personas para que se cumpla el objetivo que es generar la inmunidad”.

Por ello, durante los próximos días los equipos de vacunación iniciarán el proceso de contacto con las personas afectadas para una nueva inoculación.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *