Frente a los sellos bajo los cuales centra la educación de los menores que allí se congregan, se encuentra potenciar la vida saludable, una visión ecológica sobre su entorno, y además la inclusión la cual entienden como “la entrega de oportunidades de aprendizaje a partir de la generación de espacios de encuentro de participación y reconocimiento de la diversidad”.

Frente al aniversario, el director del establecimiento, Felipe Aguilar Muñoz, resaltó “la amplia trayectoria que tiene el establecimiento formando y apoyando a distintas generaciones de osorninos, donde en la actualidad, como establecimiento municipal, potenciamos la inclusión de menores que requieren de apoyo de profesionales comprometidos para desarrollar un buen proceso de aprendizaje, disponiendo de todas las herramientas e insumos que necesiten, a través del Programa de Integración Escolar, logrando que niños y niñas avancen gradualmente en su formación académica, gracias a los estímulos positivos que reciben desde que ingresan al establecimiento”. 

En esta línea, Aguilar resaltó “la inversión realizada en favor de los estudiantes en los últimos años, en cuanto a material didáctico que permite complementar la formación curricular tradicional, junto con espacios acondicionados para quienes requieren de terapia física, motriz o cognitiva para lo cual existe un equipo humano altamente comprometido con la enseñanza de nuestros escolares”.

Mencionar que, dentro de sus sellos se encuentra el compromiso con el medio ambiente, para lo cual basan su proyecto educativo en la formación ecológica de tal manera de que sus estudiantes integren a sus valores éticos, el cuidado con el medio ambiente, entregando de esta forma las herramientas necesarias para que logren desenvolverse en una sociedad de constante evolución y donde la conciencia sobre el cambio climático es necesaria considerarla desde la primera infancia.

Reseña histórica

La Escuela fue creada en el año 1912, dependiendo del Departamento de Rio Negro. En el año 1978, el Ministerio de Educación le pasa a denominar Escuela D N° 362. En 1990, por disposición de la Ilustre Municipalidad de Osorno, siendo alcalde Don Luis Urzúa, es trasladada a un nuevo Local Escolar, siendo su actual ubicación en el sector de Pampa Alegre, Calle Héroes de la Concepción esquina Los Naranjos. Por Decreto Exento N° 24 de Educación del 18 de Enero de 1990 y publicado en el Diario Oficial el día 21 de Febrero de 1990, se oficializa la denominación del Establecimiento con el nombre de escuela “Juan Ricardo Sánchez Ascencio”.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *