El diputado por Chiloé, Palena y Puerto Montt, Alejandro Santana, se refirió este viernes al alza de 1,2% que evidenció el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del mes de septiembre, que ubicó a la inflación anual acumulada en su mayor nivel desde el año 2014, y apuntó directamente a las medidas que se deberán aplicar en el corto plazo.

El legislador e integrante de la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados reconoció que el indicador que mostró el IPC mensual de septiembre supera los valores registrados en los últimos 13 años, pero en particular consideró como un factor de este fenómeno el mayor precio de los bienes que Chile importa. 

“Con esta tasa del último mes llegamos a una tasa que supera lo que fue el 2016, 2014, 2011, donde variables como la de hoy día, que tienen que ver por ejemplo con el precio del combustible, gas licuado y los bienes que importamos, están golpeando la canasta familiar. Eso, sumado al aumento del capital y del circulante en nuestro país”, afirmó el parlamentario.

En este sentido, el candidato a senador por la región de Los Lagos consideró necesario analizar estas cifras en conjunto con el Banco Central y a la vez dijo esperar una intervención necesaria del ente regulador.

“Yo espero que podamos, junto al Banco Central, analizar estos efectos y obviamente hacer la intervención necesaria para ajustar el precio del dólar y en consecuencia también disminuir lo que significa el costo directo en pesos de estos bienes de consumo que son tan importantes para las familias aquí en Chile”, enfatizó el postulante al sillón senatorial, justo en el día en que la divisa se situó en torno a los $820, su mayor valor desde mayo del año pasado.

Cabe recordar que el IPC de septiembre se ubicó por sobre las expectativas del mercado, que calculaban que el indicador podría quedar en torno al 0,8%. Debido a esta situación, expertos estiman que el ente regulador podría responder con un alza de las tasas de interés interbancaria a contar de la próxima semana.

Desde el gobierno, en tanto, los ministros del área económica plantearon su preocupación por el efecto que el IPC de septiembre tendrá en las familias más vulnerables, que verán reducido su poder adquisitivo, lo que también fue refrendado por el legislador chilote.

En efecto, como consecuencia directa, el IPC llevará a la Unidad de Fomento (UF) -unidad de medida indexada a la inflación- a subir $361 en los próximos treinta días, encareciendo por ejemplo las cuotas de los créditos hipotecarios y de consumo.           

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *