Una provechosa reunión sostuvieron vecinos del sector Puacura en Castro con la autoridad sanitaria a nivel regional y provincial, con la finalidad de solicitar acciones específicas de control y fiscalizaciones permanentes para terminar con los episodios de contaminación que desde hace más de un año sufren con la operación de la empresa Cal Austral.

El encuentro que representantes de la comunidad sostuvieron de forma telemática con autoridades de salud es el segundo de este tipo, luego que el diputado Alejandro Santana gestionara además una reunión anterior con el Superintendente de Medio Ambiente.

En esta ocasión participó la Seremi de Salud (S), Marcela Cárdenas Bohle, como asimismo  la jefa de la oficina provincial de la autoridad sanitaria en Chiloé, Fernanda Matamala, además del diputado y candidato a senador Alejandro Santana y cinco representantes de la comunidad afectada.

El diputado Alejandro Santana valoró la buena disposición que tuvieron ambas representantes de la autoridad sanitaria en la región y la provincia, tanto para escuchar, tomar nota y hacer un seguimiento en el tiempo de las acciones de fiscalización de cara a la comunidad. “En la reunión se realizaron peticiones muy claras y concretas, que demuestran el compromiso de la comunidad por encontrar una solución definitiva al problema, no están pidiendo el cierre de la planta sino que cumplan con ser buenos vecinos y se preocupen de no vulnerar su derecho a vivir en un medio libre de contaminación y que no afecte la salud pública”, expresó el legislador.

Sobre los temas tratados, Ana Andrade, representante de los más de cien pobladores de sectores como Puacura, Mocopulli Bajo, Tey, Punahuel, San José y Astilleros, afectados por los malos olores, comentó que los vecinos se realizaron dos solicitudes muy puntuales. “Primero, se le solicitó a la seremi que las mediciones de gases o alguna fiscalización que haga la autoridad sanitaria sea permanentes en el tiempo. En definitiva, que cuando se hagan este tipo de mediciones o este tipo de fiscalizaciones, no sean aisladas sino que se hagan varias en el tiempo para poder tener una mirada más objetiva”, planteó Andrade.

En segundo término, se le solicitó a la autoridad sanitaria hacer una revisión de la resolución de calificación ambiental que le permite a la empresa recepcionar y acumular residuo industrial no peligroso, “porque como comunidad sentimos que esto más que una planta de reciclaje es un sitio de disposición final de residuos industriales, cosa que no correspondería de acuerdo a las condiciones que cuenta esta empresa. Así que le solicitamos que revise esa resolución y pedimos a la autoridad que sea rigurosa al momento de permitir o no estas autorizaciones para evitar los conflictos que se han evidenciado en los últimos años”, dijo.

Andrade comentó que si bien los eventos de malos olores han disminuido en cuanto a la cantidad de días, persisten aún momentos en que estas emanaciones se perciben con mayor intensidad, especialmente después de las 18 horas.

Finalmente, desde la autoridad sanitaria, que desde el 22 de julio pasado abrió un sumario sanitario en contra de la empresa, se comprometieron a sostener una nueva reunión entre 30 a 45 días más para revisar los avances y evaluar con su equipo de fiscalizadores nuevas visitas de control a la empresa denunciada. 

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *