Con el objeto de mantener un ambiente controlado al interior de las aulas, el municipio a través del Departamento de Educación ha gestionado la entrega de  medidores de Co2   para las salas de clases. 

“Esta idea”, señaló el alcalde Nabih Soza,  “pretende contribuir a tener un espacio de estudios en condiciones óptimas  para nuestros niños, niñas y profesores y a su vez apunta a mejorar la calidad de la educación de nuestros estudiantes”.

Establecimientos educacionales de Maullín y Carelmapu ya han recibido estos equipos, se espera que con el transcurso de los días estos medidores de Co2 ((dióxido de carbono)  lleguen a las demás escuelas de la comuna. 

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *