Así lo comentó el encargado de calidad del departamento de salud municipal, Sigifredo Fajardo, quien señaló que “cada establecimiento de salud municipal debe contener un equipo DEA (Desfibrilador Externo Automático) cada 150 metros lineales, lo anterior ya que la ley entró en vigencia el año 2020 y su fiscalización comienza en septiembre de 2021, por lo cual todos los CESFAM deben tener el equipo instalado y los funcionarios capacitados”.

Fajardo, señaló que esta capacitación también incluye un curso de reanimación cardiopulmonar básica para que los funcionarios, entre ellos médicos, enfermeras, auxiliares y administrativos puedan manejar buenas técnicas al momento de enfrentarse a una situación que requiera salvar una vida.

El curso tiene una duración de 3 horas y es dictado por profesionales de la Asociación Chilena de Seguridad. 

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *