Con el fin de proyectar el desarrollo territorial de la comuna, haciendo realidad un compromiso de campaña, es que el Alcalde de Ancud, Carlos Gómez Miranda, analizó junto al director regional del Serviu Fernando Gunkel, un nuevo proceso para la actualización del plano regulador de la comuna de Ancud, que data del año 1996 y que es un proyecto muy relevante para la administración comunal.

La autoridad municipal señaló que se hace necesario avanzar en la adecuación de este instrumento, principalmente por la importancia que tiene para el avance de la comuna, por lo que es una prioridad obtener los recursos de financiamiento para concretar los aspecto técnicos y económicos que demanda este objetivo.

“Necesitamos tener financiamiento para comenzar a trabajar este instrumento a partir del próximo año. Y en este sentido estamos explorando 2 fuentes de financiamiento. Primero, el FNDR está en el ARI (Anteproyecto Regional de Inversiones) del 2022, lo que podría ser no la modificación del plano regulador, sino un nuevo plan regulador para la comuna de Ancud. Y en segundo lugar, también estamos explorando que sea el Ministerio de Vivienda y Urbanismo quien nos pueda dotar de los recursos económicos para llevarlo adelante”, indicó el edil.

Así mismo aseveró que, a causa de que es la implementación de una propuesta de plano regulador es un proceso largo, es por eso que se comienza a trabajar de manera inmediata. “Estamos, dentro de los próximos días, seguramente, contratando a una consultora externa que nos pueda llevar adelante todo el proceso de la formulación inicial de este proyecto, para obtener la recomendación técnica y estar en condiciones de optar a un financiamiento a través del FNDR para el año 2022. Y si eso así no ocurriese, quisiéramos que el Ministerio de Vivienda y Urbanismo pueda entregar este financiamiento”.

Una de las mayores preocupaciones del alcalde y que pasa, justamente, por la modificación del instrumento de planificación territorial, tiene relación con ampliar la zona urbana, para poder contar con una mayor superficie de terrenos que puedan ser adquiridos, ya sea a través del ministerio de vivienda o la propia municipalidad, con la gestión de proyectos por medio de la Subdere, para comprar estos terrenos y ampliar el numero de viviendas que se construyen año a año.

Lo mismo sucede con la zona industrial, que  es otro tema urgente  para la comuna de Ancud. Todos ellos y otros más son los que -desde el municipio- se pretenden  enfrentar con seriedad, con responsabilidad a través de este nuevo plano regulador.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *