Es el caso de la escuela rural de Lumaco compuesta  por una directora, una profesora, una asistente social y un auxiliar de servicios que cada día preparan los contenidos para apoyar a los 7 alumnos que posee este plantel.

La directora de la escuela María González Pacheco, explicó que “nuestro mejor aliado en este periodo de pandemia y confinamiento de los alumnos ha sido el celular, ya que a través de este mantenemos comunicación fluida con los estudiantes y sus familias.  Mientras que en la escuela utilizamos diariamente los computadores y las impresoras para entregarles material a tiempo a los escolares y responder sus consultas y también de sus respectivos apoderados”.

Pero además de entregar la mayor cantidad de herramientas en esta época, producto de la pandemia, “la escuela también entrega apoyo emocional no solo a los alumnos, sino también a los apoderados, así lo explicó la asistente social Karina Pinto “ les hemos colaborado con orientación para que puedan tener acceso a todos los beneficios que está entregando el estado donde se incluye también apoyo en la entrega de información respecto al retiro del 10% de las afp”.

Finalmente la profesora Yannina Vidal, dijo que ha sido un trabajo muy complejo no estar con los niños en el aula, pero se hacen todos los esfuerzos para entregar las materias con la entrega de guías y recepción de las mismas.

“Los apoderados entienden que es complejo el retorno a clases presenciales esta año, por esta razón es que en la comuna de Osorno han demostrado un firme compromiso para que sus niñas y niños puedan recibir la mayor cantidad de contenidos pedagógicos necesarios para su formación mientras dure la pandemia”, señaló la docente.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *