El diputado Fidel Espinoza, junto con su par PS, Emilia Nuyado, rechazaron la determinación de la Junaeb de caducar el contrato con la empresa “Dipralsa”, que hasta el momento era la encargada de la entrega de la canasta de alimento en la Región de los Lagos.

A juicio de Fidel Espinoza, “la medida es absolutamente vergonzosa y arbitraria, porque desde la noche a la mañana intenta justificar sus errores en la entrega de alimento, caducando el contrato con una empresa que este último año había tenido una conducta de respeto a los derechos laborales de los trabajadores y trabajadoras”.

“Dipralsa estaba cumpliendo con los todos los acuerdos. Por eso nos parece una medida desproporcionada que trata de ocultar las groseras falencias de la Juneab regional y nacional. Por eso reiteramos nuestro respaldo a las federaciones y gremios de las manipuladoras de Alimento que han declarado su preocupación y molestia por esta determinación. Nosotros como socialistas no defendemos a la empresa, pero si nos corresponde preocuparnos por los trabajadores que ven con indignación como se toman decisiones que los afecta directamente”, dijo Espinoza.

El parlamentario socialista agregó que, “lo que resulta aún más grave es que la Junaeb esté pensando en entregar el contrato a la empresa “Merken”, la que el año pasado fue denunciada a través de un informe de Contraloría, por la entrega de alimentos en mal estado. Incluso, se detectaron fecas de ratones en los alimentos. Me parece un despropósito que a ellos no se les toque y más encima se piense en premiarlos”, dijo Fidel Espinoza.

Por su parte, la diputada Emilia Nuyado compartió las declaraciones de su par socialista y agregó que “la institución debe respetar los acuerdos. Pero además, debe aclara porqué hicieron este repentino cambio, con una empresa como Dipralsa que daba todas las garantías a las manipuladoras”.

“Exigimos respuestas claras, sobre todo, porque están pensando en traer a la empresa Merken, que en el pasado ha sido muy cuestionada. Por eso vamos a pedir oficialmente a través de la Cámara de Diputados que la directora de la Junaeb de la Región de Los Lagos y el Director Nacional entreguen una explicación convincente sobre esta materia”, concluyó la diputada Emilia Nuyado.

Gabriela Vargas, dirigenta de sindicato de manipuladoras de alimentos, expresó que “Nosotros queremos decir que como trabajadores repudiamos el arbitrio que ha utilizado Junaeb ante esta situación, ya que somos testigos que la situación no es así. Cuando se nos informó del término de contrato de la empresa tuvimos una reunión en línea y nos comunicaron que se nos daba la seguridad que las manipuladoras pasábamos con contrato vigente a la nueva empresa”.

María José Chacón, trabajadora y supervisora del departamento de operaciones de Dipralsa, dijo que “Nos encontramos en una situación bastante compleja, porque a partir del martes pasado Junaeb tomó una decisión arbitraria donde juega con la estabilidad laboral de nosotros. En este momento nos manifestamos para que investiguen cuáles son las faltas graves en que incurrió la empresa, Dipralsa reconoce que quedaron productos pendientes en la primera canasta, lo cual fue por la contingencia país donde no se pudo abastecer”.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.