Ya es oficial, el Gobierno puso en marcha el Crédito con Garantía Estatal que inyecta un capital de 3 mil millones de dólares a los bancos, con el objeto de que las pequeñas y medianas empresas de todo el país puedan acceder a financiamiento de la banca de manera más simple y a tasas preferenciales.

La medida busca proteger el empleo nacional ante los embates económicos que ha dejado a su paso el brote del Coronavirus. Al menos el 45% del capital está reservado para las micro, pequeñas y medianas empresas y el 25% para los emprendimientos cuyas ventas no superan las 25 mil UF anuales.

Según indicó el diputado de RN Alejandro Santana, miembro de las comisiones de Trabajo y Hacienda -instancias en donde se discutió y definió la medida- “las condiciones quedaron establecidas en esta ley, por lo que esperamos que los bancos tengan una conducta acorde a la emergencia que estamos atravesando”.

Por ello señaló que “se debe revisar periódicamente -semanalmente si es posible-el porcentaje de otorgamiento de estos créditos en base a las solicitudes que las entidades van a ir recepcionando, como una forma de seguimiento efectiva, que confirme que la normativa se está cumpliendo”.

“Sólo en Puerto Montt las pequeñas y medianas empresas entregan 76 mil puestos de trabajo. Estamos hablando de 76 mil familias que requieren que sus fuentes laborales continúen funcionando. En Chiloé y Palena el número es cercano a los 60 mil, por lo que esta medida es urgentemente necesaria para nuestra región”, agregó Santana.

Los créditos deberán utilizarse para financiar capital de trabajo, es decir: gastos indispensables para el funcionamiento de la empresa, como pago de sueldos y cotizaciones, arriendos, obligaciones tributarias, entre otros.

La duración de los préstamos es de 24 a 48 meses, con al menos 6 meses de gracia y se otorgarán flexibilidades para ciertos rubros con ingresos estacionales o variables como el agrícola.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.