El parlamentario detalló que “el afectado, tras vivir la etapa de recuperación en el hotel Don Vicente de la capital regional, viajó a su comuna para reunirse con su familia, cuando le comunicaron que el test que se realizó antes de irse había dado nuevamente positivo”.

“Esta situación es extremadamente grave. Aquí se demostró la irresponsabilidad, insensibilidad y actitud poco humana por parte del Servicio de Salud del Reloncaví y la seremi Scarlett Molt. Ellos debiesen haber previsto todos los elementos necesarios para evitar que esta persona regresara a su hogar sin antes conocer los resultados del examen final”, aseguró Espinoza.

En ese sentido, el diputado agregó que “se ha tenido que tomar examen de PCR a todos los viajaron junto al hombre en la barcaza y a quienes tuvieron contacto con él. Como bien dijo el fin de semana el concejal de Chaitén, José Barrientos, es un acto inhumano que ha vulnerado todos los derechos del paciente”.

Por su parte, el concejal Barrientos pidió la renuncia de la seremi de Salud, por cuanto lo ocurrido con el paciente es vergonzoso. “Acá deben tomarse acciones ejemplares para que no vuelva a ocurrir. No se puede exponer a los que viajaron en la barcaza y a su familia a un posible contagio. Por ello, llamo a la seremi a poner su cargo a disposición”, afirmó.

Finalmente, Espinoza solicitó que el ministro de Salud, Jaime Mañalich, dé explicaciones a la familia respecto de esta negligencia. “Tenemos entendido que el titular de la cartera está en conocimiento de este caso, pero como es de una comuna apartada, el Gobierno simplemente no ha hecho nada”, concluyó.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.